Hace 70 siglos se fabricaron las primeras pulseras

En todas las épocas los relojes, anillos, pendientes, collares, colgantes, etc. se han hecho tanto para señoras como para caballeros, en la mayoría de los continentes. Se han usado principalmente para realzar el atractivo de hombres y mujeres y para decorar.

Los primeros colgantes, joyas que se enganchan sobre las prendas de vestir, pulseras, etc. se fabricaron en Africa, en concreto en el período de la humanidad que precede a la invención de la escritura.

Hace 70 siglos se fabricaron las primeras pulseras de plata con nombre, collares, anillos, pendientes, etc. de un metal maleable, dúctil y de tonalidad rojiza.

En la antigua civilización egipcia las sortijas, collares, brazaletes, pendientes, etc. representaban un bienestar económico y también poder dentro de la iglesia.

Los nativos de la grecia antigua no solían usar piezas de joyería y si se ponían alguna pieza de joyería era para convocatorias públicas. Se entregaban como obsequio y obviamente las damas las utilizaban para ser contempladas por su encanto y su fortuna.

Cuando los ciudadanos de roma dominaron europa, se fabricaron piezas de joyería diferentes. La pieza que se puso más de moda fue el cierre formado por dos pieas una de las cuales engancha en la otra, y de esta manera no se descolocaban las prendas. Utilizaron muchos materiales de pulseras personalizadas, pues tenían muchas alternativas en todos los territorios. Fabricaban brazaletes, collares, pendientes y cierres. Y además diseñaron adornos que se llevaban colgando de una cadena y se rellenaban con fragancias. Las mujeres lucían prendedores, esclavas, aretes, sortijas, gargantillas, etc., y generalmente los señores llevaban anillos.

Durante la época del renacer de elmentos culturales que habían desaparecido durante la edad media y el comercio fluido con las Islas Molucas, India, Catay, las islas Cipango, etc. tuvieron importantes repecusiones en la joyería en Europa.

Desde la coronación de napoleón como emperador de francia. Los joyeros comenzaron a diseñar brazaletes, coronas, aretes, sortijas, prendedores y cadenas y que fueran en consonancia.

Las alteraciones en las estructuras sociales y sin duda las transformaciones tecnológicas permitieron que apareciera un segmento social por encima de la clase obrera que podía adquirir aretes, colgantes, brazaletes, prendedores, sortijas, etc..

En nuestros días las nuevas técnicas además de el uso del aluminio, hierro, bronce, estaño, cobalto, etc. han dado lugar al diseño de joyas, y sin duda accesibles para todas las personas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn