Introducir la cultura de los herbicidas en cereales de invierno

Las malas hierbas generan en los cultivos de cebadas una destacada rebaja de la cosecha, y su supervisión se convierte en complicado ocasionado por la forma del cultivo y su falta de eficacia de las soluciones aplicadas.

Es sobradamente conocidos los perjuicios que generan en los trigos de invierno así que conseguimos una baja rendimiento y calidad de las avenas.

Otra consecuencia de la presencia de las vegetaciones dañinas en los terrenos es la recolección y la bajada de la recolección por las suciedades asociadas, que ello, si no se quita con una limpieza postrera del producto con una limpiadora, las pepitas de las gramíneas se extenderán una vez más a la parcela multiplicándose las malas hierbas para ulteriores siembras.

Con todo esto, una manera de seguimiento fundamental se encuentra en un buen manejo del sembrado: simientes certificadas, modelos óptimos y ciclos que faculten una optima etapa de siembra.

En el momento que la gestión del sembrado no es bastante nos vemos con la necesidad de hacerlo de forma química,el 1er paso es realizar una armonización del artículo viendo las variedades de malas hierbas que se encuentran en las parcelas, para que en el lugar que se aplique el herbicida se controle el mayor nº de las hierbas.

A día de hoy pueden ser gran cantidad de las vegetaciones dañinas presentes en los cereales igual que la lapa, amapola, amor de hortelano, etc… sin embargo las menos fáciles de administrar son el bromo, la avena loca y el vallico, este ultimo generando demasiados perjuicios para extinguirlo y económicamente muy costoso por hectárea.

Para elaborar el control quimico ha sido necesario poseer la puesta a punto de la maquinaria a utilizar y en especial el uso de las boquillas especiales y la aplicación de la cantidad del herbicida y agua recomendada ya que si nos pasamos en la dosis puede causar daños en el producto.

Este tema acarrea un elevado coste para el campesino ya que los productos químicos acarrean un gran importe economico a pesar de que suelen variar conforme a “el fabricante”, igualmente requieren de  trasteros o lugar adecuado para su almacenaje hasta que sea utilizado.

A la hora de elaborar los métodos desde 01 de 2014 es obligatorio para cada agricultor poseer el documento de explotación en el cual tiene que indicar el producto consumido y el número de registro que presenta, para observar su riesgo tóxico y si se haya autorizado por el Ministerio pertinente

En el momento que un productor va a realizar el procedimiento además de realizar todo lo anterior, para el 2015 será obligatorio poseer el título de manipulador de fitosanitarios nivel normal (si el método lo realice solo) y el nivel superior (si se dispone a relizarlo con alguien más), de no tener esto va a ser penalizado por los guardias de medio ambiente. La máquina utilizada para los procedimientos debe estar inscrita en el ROMA que es el registro de maquinaria agrícola, para que posteriormente pase sus obligadas reconocimientos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn